Monday, January 19, 2015

Necedad


Necedad
El mundo es una confusión. Se repite constantemente que <<Después de la tempestad viene la calma>> ¡Mentira! Vivía en la calma y luego nací. Hoy pienso en la muerte, ensayando con mi cuerpo mil y una posibilidades. Me acuesto desnudo en el pavimento, en el patio y al pie de un naranjo. Ayer cavé una fosa para plantar un árbol y ensayé con mi cuerpo; acostado, parado y de cabeza. Me seducía esta última posibilidad puesto que la sangre se aglutinaba en el cerebro aceptando las sombras alrededor. Así quiero ser enterrado: de cabeza, desnudo y descalzo con el cielo en la planta de mis pies. Nací de cabeza y quiero regresar a la cuna para que la tierra se trague mis vagidos como se los tragó la sociedad. Deberíamos caminar en el mundo de la misma manera que nacemos. Pero la naturaleza del hombre lo confunde todo y lleva la cabeza en las nubes pensando que tiene los pies sobre la tierra. Insistimos que nos entierren en una caja de madera para acomodar esa masa inservible. Ayer me hice una caja de pino fresco, y me metí desnudo en ella por 7 horas y 31 minutos. Suspendido en ese último minuto, me  transformé. Era de pino y quería echar raíces. Allí se originaba mi existencia. Desde mi cabeza quería enraizarme en la humanidad y cambiarla para que sepan los líderes que nuestro contacto está con la naturaleza. ¡Soy realmente necio! ¿Qué pueden saber los políticos si sólo traen los pies sobre la tierra? Se necesita un nuevo hombre. Una nueva especie que camine con la cabeza en la tierra y los pies en el cielo. Pero el hombre es necio y volverá a caer en los mismos errores. Nacerán instituciones, iglesias, gobiernos, universidades y habrá forjadores de mentes y administradores ineptos. Organizarán batallas y guerras sucias en el aire; y formarán soldaditos de nubes en hileras blancas y confusas desmembrando los cielos como desmiembran los seres hoy en la tierra. Sacrificarán al hombre de aire en torbellinos mordaces. ¡Políticas de los cielos! Sus cofradías serán hechas de aires absurdos. Sus sociedades organizadas en estelares confusiones. Destruirán el aire restante y molerán los huesos brumosos de los pueblos débiles; les chuparan la sangre para canalizar el éter que los mantiene dormidos por arreglar su economía. Se organizarán en pueblos y nacerán patricios y leyes para forzar sus políticas. Crearán reglamentos para oprimir plebeyos. Morirá en el año 451 otra Verginia más y todo volverá a empezar; y luego vendrá un hombre más cuajado que convulsionará los cielos. Y lo matarán. Y la letra se escribirá en interminables hileras de éter; escupiendo de su tintero necio la falsedad del mundo para memoria de los cielos y para el recuerdo humano.