Monday, January 12, 2015

Microrelato


¿Cómo te llamas?

Te siento en todas mis confusiones, chucherías, besos, cajas, recuerdos y llantos, queriendo y odiándote. Y crecemos, cambiamos, y al final entendemos que la soledad jamás partió. Estuvo allí, auscultando el gozo, las cajas, los colores, las maniobras, y disfrutó la soledad. Sus colores no son los tuyos y sus insultos son suyos aunque los haga tuyos en mi soledad. Hoy, voy husmeando todos los artefactos que alguna vez tocaste. Busco tu olor en las sábanas sucias y me envuelvo en ellas como capullo para germinar de tu esencia. Pasé toda la noche tratando de renovar mis tejidos con el tenue olor que todavía quedaba impregnado. Había colgado la sábana del candelabro viejo del cuarto. En la mañana caí sobre la cama con las alas rotas y me revolcaba buscándote. Todo este recuerdo porque no quise saber tu nombre, ni tú, el mío. Ahora me arrepiento porque me interesaba más el diálogo que los nombres y la identidad. What is in a name, decía Shakespeare, y si algo te dicen los nombres, entonces, me llamo Paco, Julio, José. Y no recuerdo el tuyo. Eres la mujer sin nombre y me duele no poder pronunciarlo. ¿Cómo te llamas? 

19 comments:

  1. Quizá a amor??... jeje... una noche fugaz y mira lo que pasa... Muy bueno Fernando, un saludo.

    ReplyDelete
  2. :(efimero y te dejó marcas y profundo sentir...me gustó mucho,tu triste llanto...necesitaras algo más que saber su nombre,besos!

    ReplyDelete
  3. Menuda huella......sin nombre. "y nos dieron las diez y las once, las doce y la una y las dos y las tres y desnudos al amanecer nos encontró la luna....". Es precioso el micro. Me encanta ese buscar aroma entre las sábanas y ese saber que hubo amor sin nombre. Muy erótico y romántico. Un abrazo

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias Ana Lía, en efecto una noche interminable porque todavía quedan en mi las sombras de su ser.

      Delete
    2. Sí, lo hiciste bien. Está perfecto. ;)

      Delete
  4. Olvidé darte la Bienvenida. Es un placer tenerte en El Círculo de Escritores. Como ya te leo, se me fue. Discúlpame por fa!! :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias. No se si lo hice bien (bajo las reglas) pero entregué este micro para el concurso. Un abrazo!

      Delete
  5. Hola, Fernando, me ha encantado el relato. Me ha gustado lo de las alas rotas... y todo el sentimiento que pones.
    Saludos

    ReplyDelete
  6. Se percibe ese sentimiento de desesperación y resignación que sentimos cuando nos damos cuenta que perdimos algo que pudo ser grande y profundo, y pudo darle otro sentido a nuestra vida. ¡Muy bello! Saludos, Fernando.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias ZOAN, esas son las sorpresas de la vida. Un saludo.

      Delete
  7. Saludos, muy bueno, romántico y sentimental tu relato. Éxitos!

    ReplyDelete
  8. Excelente como siempre Fernando, puro sentimiento...incluso sin nombre ;-) Un abrazo

    ReplyDelete
  9. Hola Fernando.
    ¿Todo eso provocó en una sola noche?
    Al menos tendrás su dirección o número de teléfono, ¿No?
    Me ha encantado tu bella prosa poética que nos lleva a la reflexión.
    Imágenes preciosas y muy románticas.
    Un gran, gran abrazo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Lucia, en una sola noche la soledad provoca inesperados sentimientos y fuertes reflexiones que nos conectan, una vez, con ese ser olvidado y profundo. ¿Cómo se llama la soledad? No lo sé, y desconozco su dirección y teléfono. Cuando la encuentre otra vez, con luz o no, Lucia, plantada al frente mío volveré a regocijarme con ella en cuatro palabras desatinadas. Desde la distancia y en soledad, un fuerte abrazo.

      Delete